¿Qué son y para qué sirven las ‘etiquetas’?

Martes, 1 de febrero del 2011

classify

La gestión de las etiquetas o tags es un de los asuntos con los que más cuesta lidiar cuando uno decide ponerse a los mandos de un blog. Hay quienes optan por postergar el tema indefinidamente y no etiquetan ninguna entrada. Hay bloguers que asignan una etiqueta diferente a cada nuevo post. Unos emplean sólo una etiqueta por entrada, otros cinco o seis. Veamos:

¿Qué son exactamente las etiquetas?
Son ante todo una sistema de organización. Un instrumento que bajo la forma de una o más palabras sirve para clasificar, organizar o agrupar un contenido. Las etiquetas son lo que en la vieja escuela serían las carpetas. En flickr las etiquetas sirven para agrupar las fotos (África, fauna, Kenia). En Spotify las etiquetas crean grupos de temas musicales (Pop, Rock, 80′s) y en los blogs agrupan grupos de entradas. En un blog de cocina, por ejemplo, a una receta de ‘fideua’ se le podrían asignar las etiquetas: Con pescado, Entrantes, Pasta.

¿Para que sirven las etiquetas?
Fundamentalmente, las etiquetas sirven para organizar el contenido de tu blog. Utilizar correctamente las etiquetas del blog tiene dos grandes ventajas.
1. Facilitas a tus vistas la navegación por el blog. Son una invitación a ver algo más que el último post. Cuando un lector hace click sobre una etiqueta accede a una página con todas las entradas que llevan el mismo tag o etiqueta.
2. Consigues que tu blog se posicione mejor en los buscadores, ya que cada etiqueta crea una página nueva que es indexada por los motores de búsqueda.

etiqueta

¿Cuál es la manera correcta de trabajar las etiquetas?
En realidad no se han determinado reglas claras para el uso de etiquetas. Sin embargo, estas son algunas sugerencias que te pueden ayudar a etiquetar mejor tus entradas.
1. Escribe una lista de las etiquetas que consideras necesarias para organizar el contenido de tu blog. Hazlo como una lluvia de ideas. Piensa incluso en los temas que podrías tratar a futuro.
2. Ahora depura la lista. Elimina aquellas palabras que sean sinónimos. Intenta expresar en una o dos palabras aquellas que sean demasiado largas. Elimina también las que sean abreviaturas o palabras rebuscadas o cripticas. Finalmente ordena la lista poniendo en cabeza los temas que con más frecuencia abordas en tu blog. Guarda está lista y tenla siempre a mano.
3. Basándote en tu lista asigna un máximo de tres etiquetas a cada post.
4. Intenta no crear una nueva etiqueta si las de tu lista no te valen para un post determinado. Los post únicos e inclasificables surgen de vez en cuando y puedes asignarles la etiqueta ‘miscelánea’ o una palabra semejante.
5. Haz que las etiquetas de tu blog sean tan visibles como sea posible. Ya sea desde un menú principal, creando accesos directos en el sidebar o a través de una nube de etiquetas.

{ 1 trackback }

Post anterior:

Post siguiente: